Me amo y… Amo a mi CABELLO

Me amo y… amo a mi CABELLO

Cuidado & Color

El pintor Pierre Bonnard escribió: “El color no añade calidad al diseño, lo refuerza”.

Y así es… Los colores aportan un atractivo especial a nuestras vidas, sobre todo nuestros colores: el de los ojos, el color de los dientes, el tono de nuestra piel, el matiz del cutis y, por supuesto, el color del cabello. Cuando decidimos cambiar nuestra imagen, nada mejor que un cambio de color de cabello o un simple efecto en el tono natural para darle un toquecito de luz a nuestro rostro. Aun cuando hoy en día existen una enorme gama de posibilidades y tecnologías a nuestro alcance, tenemos que pensar en que no todos los colores nos favorecen y que no todos los productos tendrán como conclusión el efecto deseado. A la hora de decidir por un cambio en nuestro cuerpo siempre es muy importante conocer a fondo todas las variables que pueden influir en el resultado, para quedar totalmente satisfech@s y no echar a perder una enorme cantidad de tiempo en lamentaciones y mucho menos, dinero en reparaciones, por no haber obtenido los resultados que esperábamos, en principio.

La primer variable a considerar debe ser la siguiente:- ¿Debo comprar mi tinte en el súper o en la farmacia y aplicarlo Yo mism@? … La respuesta contundente a esta pregunta es: ¡NUNCA! … Aún cuando existen más productos de uso cada vez más simple, que prometen resultados en casa como si fueran profesionales; deberíamos ver antés los pros y los contras, de adquirir tu tinte contra el acudir con los expertos:-

 

TINTE DEL SUPER vs. TINTE DEL SALON

Precio. Reza el refrán:- “Lo barato sale caro”, y en este producto, en especial,  “el tinte de supermercado” es, siempre, más barato pero, dura mucho menos. En promedio un tinte de uso profesional dura el doble de tiempo que un tinte de autoconsumo. A la larga ahorras no sólo dinero, si no también tiempo, y créanme, esto no es lo más elemental de las diferencias entre unos y otros.

Calidad. Los tintes de supermercado están hechos con componentes más baratos, lo mínimo indispensable, para cumplir con la norma vigente aplicada a este tipo de productos, pero no están formulados con la última tecnología en coloración; tanto de pigmentos como de aceites, que cuidan más tu cabello. La diferencia estriba en la competencia entre líneas (marcas) y las propias exigencias de los técnicos que los utilizan en todo el mundo.

Color. A la hora de seleccionar el color del tinte, los de supermercado, habitualmente tienes que guiarte por la tonalidad que aparece en su caja. ¿Qué pasa después? Algun@s ya deben haber experimentado esto; el resultado es bastante distinto. Jamás queda esa tonalidad indicada en el envase. Además, cada que te apliques tu mism@ un tono, lo harás sobre el que ya tenías y además sobre tu cabello nuevo. Hay mujeres que cargan hasta con 5 tonos distintos de tinte en una sola hebra de cabello, lo que da un resultado horrible y un maltrato excesivo, haciendo tu cabello muy poroso. En el salón, uno puede elegir entre una extensa gama de colores, en una carta con cabello teñido (gama) con esos tintes y con el asesoramiento y ejecución de un profesional conseguiremos la tonalidad deseada, y un color más intenso y duradero.

Componentes. Los tintes de súper están fabricados con componentes metálicos que, al contacto con la crema reveladora, la cual contiene agua oxigenada, produce unos reflejos indeseados. Por lo tanto, el color nunca quedará como el de la caja. Los tintes profesionales están compuestos con productos alcalinos lo cual, no produce ninguna reacción y el resultado es el color elegido. Eso sin contar que lleves restos de decoloraciones, otros tintes o canas, en ocasiones, conseguir un look concreto es todo un reto profesional que sólo los expertos son capaces de conseguir.

Cobertura. Los tintes profesionales, al contener mejores componentes, garantizan una mayor cobertura de canas que los tintes de supermercado.

 Trato del cabello. Los tintes de supermercado son más propensos a dañar tu cabello con productos agresivos para el mismo, ya que tienen que funcionar igual que los tintes profesionales pero con productos de más baja calidad. Muchos de los tintes profesionales, están formulados con componentes sin amoniaco o con aceites, sin parabenos, sin PPD (parafenildiamina), y otros productos que dañan menos el cuero cabelludo.

Gama de colores. Los tintes profesionales, poseen una variedad más extensa de colores, pudiendo encontrar la tonalidad deseada casi sin problema, mientras que los de autoconsumo, suelen ser tonalidades más básicas y su carta de color es mucho más reducida, incluso algunos no disponen de carta para corroborar el color.

Asesoría. Antes de decidir NO aplicarte los tintes en la peluquería o salón de tu confianza, compra el tinte en tiendas especializadas para que puedas preguntar a dichos técnicos y ellos te asesorarán de como te puede quedar dicho tinte en tu cabello, o qué mezcla tienes que utilizar para que el resultado sea el deseado. Depende de la base que lleves puesta, si tienes mechas, el pelo decolorado y algunas otras variables, seguramente te llevaras más de una sorpresa.

Eliminación o Cambio de tono. A la hora de cambiar o eliminar el color del cabello en los tintes de supermercado es mucho más complicado puesto que los componentes del tinte son más agresivos. En cambio, con los tintes profesionales es más fácil cambiar de color porque los componentes utilizados son de mayor calidad.

Absolutamente todas las melenas excepcionales que ves en la televisión o en el cine son escrupulosamente cuidadas por profesionales y sus dueñ@s, normalmente optimizan su dinero al seleccionar los mejores productos de uso profesional aplicados por los mejores expertos a su alcance. Si quieres desde hoy comenzar a cuidar tu cabello con profesionales y eres lector de nuestro Blog, recibe un diagnóstico de cuero cabelludo computarizado totalmente gratuito en D’Paula Salón, al mencionar este artículo en tu próxima cita.

Bueno, ya te decidiste por aplicar un tinte con un profesional, lo que no puedes ahora permitirte es, maltratar diariamente tu cabello, sino cuidarlo, hidratarlo y nutrirlo. El siguiente mito a aclarar es:- ¿Puedo utilizar el shampoo del súper con confianza? … Y la siguiente respuesta contundente será:- ¡NUNCA!

SHAMPOO DEL SUPER VS. SHAMPOO CERO SULFATOS (DE SALÓN)

La gran mayoría de los shampoos que encontrarás en el Súper contienen sulfatos (el más común siendo Lauryl sulfato de sodio) y, no sólo en los shampoos, sino también en el gel de baño y hasta los jabones íntimos. Los sulfatos hacen bien la tarea de limpiar, son muy buenos disolviendo el sucio y los ac eites del cuerpo. También hacen espuma muy rápido, y a la gente le encanta la espuma:- “La espuma, normalmente, siempre está asociada con la limpieza”.

El problema con los sulfatos es que su acción limpiadora es muy fuerte y deja muy reseco el cabello y el cuero cabelludo ya que también remueve sus aceites naturales (por eso es que después del shampoo el pelo se siente duro y tosco como una estopa … ¡Horror!). Para muchas personas -incluyendo la gente con pelo lacio- esto no es un gran problema, pero para muchos con cabello rizado, que de por sí es propenso a la resequedad, esto puede ser demasiado y si tu cabello esta teñido, lo estas matando día a día. Es por esta simple razón que se recomiendan las fórmulas de shampoo libres de sulfatos u otros métodos alternativos que igual limpiarán pero serán mucho más suaves con el pelo y con el cuero cabelludo.

La verdad es que los sulfatos hasta nuestro entender no son tóxicos/peligrosos, sólo tienden a resecar. Muchísimas mujeres con cabello rizado dan testimonio de que su cabello se ve mucho mejor desde que dejaron de ponerse shampoos con sulfatos.

Un buen champú se elabora con cero sulfatos y el agregado de extractos de hierbas y plantas, vitaminas, minerales, aceites vegetales, y aceites esenciales específicos para el problema de la persona que lo va a usar. Los tipos de shampoo dependen del problema específico de cada persona.

En D’Paula Salón, nuestros profesionales te asesorarán sobre el shampoo indicado para tu tipo de cabello y los tratamientos de uso profesional que restablecerán el balance que ha perdido tu cabello. Con tus cuidados y el uso de los productos adecuados prepárate a lucir radiante y saludable, pero sobre todo con una cabellera digna de ¡EN – VI – DIA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *